Cake Pops fáciles y rápidos

cake-pop-blanco-clasico

Bienvenidos a nuestro Mundo Cake Pop!!!

Muchos de vosotros habréis escuchado hablar de los Cake Pops pero nunca os habéis animado a cocinarlos. Pues ya es hora :), son  muy fáciles de hacer y sobre todo muy muy ricos… quizás no es lo mejor para una dieta… pero qué demonios están deliciosos, vale la pena pagar este tierno y dulce bocado.

Un poquito de historia

Los Cake Pops son pequeñas bolas de bizcocho recubiertas de chocolate y puestas en un palo como una piruleta por eso en castellano se llaman piruletas de bizcocho, aunque hay varios nombres como bizcobolas.

¿Y de dónde vienen?

Pues son originarios de América. La idea original viene de los Cake Balls, bolas de pastel sin palo, las cuales son un postre típico del sur de Estados Unidos. El objetivo era reutilizar las migas o porciones restantes de pasteles.

Según lo que he leído por blogs de habla inglesa los Cake Balls fueron creados a partir del agujero que se realizaba a los Donuts pero todo lo que hay por la red son especulaciones no se sabe con certeza de donde provienen los Cake Balls, ya que tienen muchísimos años.

Lo que si que sabemos con certeza es que los Cake Pops están buenísimos y son una monada.

A continuación os enseñaré a hacer unos Cake Pops clásicos, ya veréis que son muy fáciles y rápidos 😉

¿Qué necesitamos?

Cositas opcionales

  • Un soporte donde sujetar los Cake Pops

Candy melt blanco

Manos a la obra

Antes de empezar preparamos todo lo que necesitamos

  1. Sacamos las bolas de nevera un ratito antes para asegurarnos que se atemperan.
  2. Mientras tanto fundimos el chocolate. Este proceso se puede hacer al baño maría o en el microondas a baja potencia con periodos de tiempo cortos para asegurarnos que no se nos quema, unos 5-10 segundos, lo sacamos, removemos y se vuelve a meter, repite el proceso hasta conseguir un chocolate totalmente fundido.
  3. Una vez tenemos el chocolate fundido sumergimos el palo del Cake Pop un centímetro, entonces lo introducimos en el centro del Cake Pop.
    cake pop con palo
  4. Los dejamos reposar en la nevera unos 5 minutos hasta que el chocolate se ha endurecido de nuevo.
  5. Ya estamos acabando 🙂 ahora sumergimos cada uno de los Cake Pops en el chocolate fundido. El chocolate debe estar templado porque si está muy caliente podría hacer que la bola se separara del palito.
    bañando cake pop bañando cake pop bañando cake pop
  6. Para asegurarnos que quitamos el exceso nos daremos unos golpecitos en la muñeca, nunca directamente al palo.
  7. Lo ponemos sobre una base de poliespan o lo que tengáis a mano para que se enfríe y la cobertura quede dura.

LISTOOOOOO!!!  Ahora a disfrutar de estos dulces bocaditos. Espero que os haya gustado, os espero en el próximo post 😉

cake pop blanco

Truquitos

  •  Añadir un poquito de aceite vegetal al chocolate antes de fundirlo. El aceite nos ayudará a que no sea tan espeso el Candy Melt, aunque tardará más en endurecerse.
  • Cuando pongáis los palos, los Cake Pops pueden estar tumbados o podéis utilizar una huevera como hago yo, con este truco consigo que no se deformen.